Seleccione un autor deseado

cerrar
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Búsqueda Avanzada

cerrar

print zoom zoom

Buenos Aires ,
Revista: Ediciones Especiales
 

Rodas Maria del Carmen c/ Clean Colt S.A. y otros s/ despido

Contrato de trabajo. Comunicaciones al empleador: comunicación fehaciente: "talón de imposición". Salarios clandestinos. Prueba del embarazo: carga a la futura madre del deber de presentar el certificado médico o requerir al empleador que lo compruebe. Cámara Nacional del Trabajo, Sala VI.

Contrato de trabajo. Comunicaciones al empleador: comunicación fehaciente: "talón de imposición". Salarios clandestinos. Prueba del embarazo: carga a la futura madre del deber de presentar el certificado médico o requerir al empleador que lo compruebe.

"Rodas Maria del Carmen c/ Clean Colt S.A. y otros s/ despido"

Cámara Nacional del Trabajo. Sala VI. 30 de junio de 2005.

Prueba de salarios clandestinos.

1. No sólo en las esferas del Estado se abonan cantidades salariales no registradas, como se aprecia en estos días en los medios masivos de comunicación o en su momento en el Congreso, sino también en la actividad privada. Casualmente, esos salarios clandestinos forman parte de la Ley N° 24.013. Para probarlos no es necesario una prueba especial o acabada, ya que la misma sería dificultosa o imposible, siendo suficiente lo que algunos autores alemanes denominan "haz de indicios". En este caso, los testigos descriptos por el señor Juez indican que era conducta empresaria pagarlos: si a esto se une que el domicilio del demandado no ha sido encontrado por el perito contador (fs. 200), el empleador no ha podido demostrar cuál era el salario registrado y pagado. Por ello, la actora ha demostrado el salario denunciado.

2. En base a esta realidad, a la sentencia debe adicionarse el reclamo salarial de $....- por los meses de febrero y marzo y el salario de abril por $ ?.

Prueba del embarazo.

1. Salvo que el empleador acepte haber sido notificado del embarazo de una trabajadora, RCT Artículo 177 carga a la futura madre con el deber de presentar el certificado médico del caso o requerirle al empleador que lo compruebe. Si bien en la demanda la actora manifiesta haber presentado tal certificado en la Oficina del Personal, ninguna prueba ha realizado al respecto. Apoya su queja en dos testigos, Spelge y Bogado pero ninguna de ellas funciona a su favor: Spelge (fs. 135) comenta los malestares de la actora, según ésta a causa del embarazo, pero no afirma que el empleador conociese ese estado. Por su parte, Bogado (fs. 138) acompañó a la actora al médico por el embarazo y manifiesta que, según dichos de la madre de la actora, ella fue despedida por el mencionado estado. Como se aprecia, la actora no ha probado que el empleador estuviese en conocimiento de su embarazo.

Sala VI

Expte. Nº 26.975/02 Juzgado Nº 38

Autos: "Rodas María del Carmen c/ Clean Colt S.A. y otros s/ despido"

Buenos Aires, 30 de junio de 2005

Sentencia 58120

El doctor Rodolfo Ernesto Capon Filas dijo:

I. La apelación de la actora y la del perito contador deben resolverse:

a. Comunicaciones al empleador. 1. El informe del Correo de fs. 159 no responde si las comunicaciones enviadas por la actora al empleador fueron recibidas por éste porque no se ha presentado el "talón de imposición" o en su defecto "copia del mismo donde se visualice el número de la pieza a tratar". Bien leído ese informe, pesaba en la esfera de la actora haber insistido en la prueba mencionada acompañando el mencionado talón y no lo hizo, por lo que no ha logrado probar que el empleador hubiera recibido sus comunicaciones. A partir de la sentencia comienza algo así como una "comedia de enredos" a las que era muy afecta la picaresca española, porque el señor Juez, en vez de "talón de imposición" funda su decisión en la falta del "talón de recepción" (fs. 269, 4º párrafo), dando pie a una expresión de agravios que, obviamente, gira en torno a una lectura errónea del mencionado informe. Poniendo las cosas en su lugar y llamándolas por su nombre, la actora no ha probado la mencionada recepción porque ella no ha acompañado en su momento el talón de imposición de sus mensajes o copia del mismo. 2. Siendo así, la queja debe desatenderse.

b. Salarios clandestinos. 1. No sólo en las esferas del Estado se abonan cantidades salariales no registradas, como se aprecia en estos días en los medios masivos de comunicación o en su momento en el Congreso, sino también en la actividad privada. Casualmente, esos salarios clandestinos forman parte de la Ley N° 24.013. Para probarlos no es necesario una prueba especial o acabada, ya que la misma sería dificultosa o imposible, siendo suficiente lo que algunos autores alemanes denominan "haz de indicios". En este caso, los testigos descriptos por el señor Juez indican que era conducta empresaria pagarlos: si a esto se une que el domicilio del demandado no ha sido encontrado por el perito contador (fs. 200), el empleador no ha podido demostrar cuál era el salario registrado y pagado. Por ello, la actora ha demostrado el salario denunciado. 2. En base a esta realidad, a la sentencia debe adicionarse el reclamo salarial de $....- por los meses de febrero y marzo y el salario de abril por $....

c. Prueba del embarazo. 1. Salvo que el empleador acepte haber sido notificado del embarazo de una trabajadora, RCT Artículo 177 carga a la futura madre con el deber de presentar el certificado médico del caso o requerirle al empleador que lo compruebe. Si bien en la demanda la actora manifiesta haber presentado tal certificado en la Oficina del Personal, ninguna prueba ha realizado al respecto. Apoya su queja en dos testigos, Spelge y Bogado pero ninguna de ellas funciona a su favor: Spelge (fs. 135) comenta los malestares de la actora, según ésta a causa del embarazo, pero no afirma que el empleador conociese ese estado. Por su parte, Bogado (fs. 138) acompañó a la actora al médico por el embarazo y manifiesta que, según dichos de la madre de la actora, ella fue despedida por el mencionado estado. Como se aprecia, la actora no ha probado que el empleador estuviese en conocimiento de su embarazo. 2. Siendo así, la queja debe rechazarse.

d. Extensión de condena a Fortín Maure SA. 1. La sentencia se apoya en el precedente "Rodríguez" de la Corte Suprema sin advertir que respecto de este tribunal no existe una especie de obediencia debida porque, como vengo señalando desde mi primera sentencia hace ya unos 20 años largos, no es tribunal de casación. 2. Sentado ello, las tareas de limpieza que realizaba la actora hacen al normal funcionamiento de Fortín Maure SA, por lo que debe extenderse la condena al respecto, en base a RCT Artículo 30.

f. Honorarios. Los del perito contador son exiguos por lo que deben regularse en $....- Los restantes lucen razonables, por lo que deben confirmarse.

g. Costas. Tal como se desprende de mi propuesta, las costas deben distribuirse un 80% a la actora y un 20% a los demandados.

II. Corresponde: 1. adicionar a la condena el reclamo salarial de $....- por los meses de febrero y marzo y $....- por el salario de abril. 2. regular los honorarios del perito contador en $....- y confirmar los restantes. 3. extender la condena a Fortín Maure SA, 4. distribuir las costas de primera instancia un 80% a la actora y un 20% a los demandados. 5. imponer las costas de alzada a Fortín Maure SA que ha sido substancialmente vencido. 6. regular los honorarios de alzada, sobre los de primera instancia, en el 35% para el letrado de la actora y en el 25% para el del demandado.

III. Así voto.

El doctor Juan Carlos Fernández Madrid dijo:

Que adhiere al voto que antecede.

En atención al resultado del presente acuerdo, el Tribunal Resuelve: I) Modificar la sentencia apelada y adicionar a la condena el reclamo salarial de $....- por los meses de febrero y marzo y $....- por el salario de abril. II) Regular los honorarios del perito contador en $....- y confirmar los restantes. III) Extender la condena a Fortín Maure SA. IV) Imponer las costas de origen en un 80% a la actora y en un 20% a los demandados y las de alzada a Fortín Maure SA. V) Regular los honorarios de segunda instancia en el 35% para el letrado de la actora y en el 25% para el del demandado respectivamente sobre lo regulado en la anterior etapa

Regístrese, notifíquese y vuelvan



IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Envie su comentario

Nombre
Mail (este campo no sera publicado)
Mensaje (maximo 4.000 caracateres)

Esta nota no posee comentarios

Login

Buscador

....

© 2010 Ediciones RAP S.A. Web Site inscripto en la Dirección Nacional de Derecho de Autor N° 391839 / fecha 12/04/2005.
Talcahuano 638 2º D - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Tel: (5411) 5272-7212 (rotativas) - E-mail: consulta@revistarap.com.ar

Powered by Web724.com