Seleccione un autor deseado

cerrar
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Búsqueda Avanzada

cerrar

print zoom zoom

Buenos Aires ,
Revista: Ediciones Especiales
 

Funes, Teodoro Roberto c/ Estado Nacional Ministerio de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos

Seguridad social. Ex legislador nacional. Régimen de la Ley Nº 24.018. Derogación. Alcance temporal. Acción declarativa. Rechazo. Arbitrariedad de la sentencia. Momento en que se consolida el derecho del afiliado. Precedentes "Castro Sanchez" y "Craviotto". Procedencia del recurso.

Seguridad social. Ex legislador nacional. Régimen de la Ley Nº 24.018. Derogación. Alcance temporal. Acción declarativa. Rechazo. Arbitrariedad de la sentencia. Momento en que se consolida el derecho del afiliado. Precedentes "Castro Sanchez" y "Craviotto". Procedencia del recurso.

F. 645. XXXIX. Recurso de hecho. "Funes, Teodoro Roberto c/ Estado Nacional Ministerio de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos".

Suprema Corte:

-I-

Los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social, confirmaron la sentencia de la anterior instancia que rechazó la acción declarativa interpuesta por la parte actora -ex legislador nacional- con el fin de que declare inconstitucional el Decreto Nº 78/94 en cuanto dispuso la derogación de la Ley Nº 24.018 y, en cambio, se aplique dicha ley al momento de que el accionante se jubile.

Para así decidir, el juzgador rechazó lo argumentos del apelante, sosteniendo que el Decreto Nº 2.322/02, del 18 de noviembre de 2002, que promulgó la Ley Nº 25.688, no observó la derogación del título II de la Ley Nº 24.018, por lo que concluyó que el régimen especial para los legisladores nacionales se encuentra derogado (v. fs. 94).

Contra tal decisión, el actor interpuso recurso extraordinario (v. fs. 97/99) que, al ser denegado (v. fs. 100), motivó la presente queja.

-II-

Se agravia el recurrente, por entender que el juzgador aplicó la normativa citada en forma retroactiva en violación al Artículo 3° del Código Civil, no tomando en cuenta que la presente acción se inició en el año 2001, cuando todavía se encontraba vigente la Ley Nº 24.018.

Expresa que con dicha decisión se violó el principio de igualdad amparado por el Artículo 16 de la Constitución Nacional, desde que se lo colocó en una posición diferente al resto de los justiciables que habían iniciado una acción similar en vigencia de la Ley Nº 24.018, aplicando un criterio diferente al que se venía sosteniendo, circunstancia que se podría haber evitado si se hubiera sentenciado antes de diciembre de 2002, toda vez que las actuaciones se elevaron a la Cámara antes de dicha fecha.

Pone de resalto, por otro lado, que en virtud de los cargos ejercidos, se le efectuaron las retenciones conforme los parámetros de la Ley Nº 24.018.

Por último, expresa que el sentenciador no consideró ninguno de los argumentos ante su estrado propuestos y lisa y llanamente aplicó una ley en forma retroactiva dictada con posterioridad al acto de promoción de la acción. Critica la denegatoria del recurso extraordinario y cita, tanto doctrina como jurisprudencia, que entiende aplicables al caso.

-III-

Si bien el ahora quejoso esgrimió, centralmente, argumentos dirigidos a sostener la arbitrariedad del decisorio en crisis, es dable recordar que V.E. tiene reiteradamente dicho que la Corte puede conocer en esos supuestos excepcionales, en caso que el tribunal a quo ha prescindido, sin dar fundamentos suficientes, de la consideración de cuestiones o argumentos oportunamente propuestos, y que, eventualmente, resultarían conducentes para la adecuada solución del litigio (v. doctrina de Fallos: 311:120; 312:1150; 313:1427, 319:2416, entre otros) y cuando lo decidido desatiende los fines tuitivos de la legislación previsional, con grave menoscabo de las garantías constitucionales (v., entre otros, Fallos: 317:70, 946).

Tal es lo que acontece en el sub lite, por cuanto el juzgador ha obviado el estudio de serios y conducentes elementos que se aprecian en la causa, lo que importa de por sí una muy ligera actividad analítica que dista de constituir la que, por el contrario, exige el deber jurisdiccional para convalidar un decisorio.

Así lo pienso, toda vez que, amén de que no trató ninguno de los argumentos traídos ante su estrado, no advirtió que el actor había cesado en sus funciones bajo la Ley Nº 24.018, la que la tornaría aplicable a su situación, toda vez que el derecho del afiliado, en principio, se consolida por el hecho del cese en la actividad, siendo éste el que determina la ley aplicable (v. Fallos: 327:2402 y más recientemente en la causa S.C. C. 754; L. XXXVII "Castro Sánchez, Eduardo Rómulo c/ ANSeS, fallado por V.E. el 10 de mayo del corriente y el párrafo segundo del punto VII del dictamen de esta Procuración General en la causa "Craviotto" publicada en Fallos: 322:752; entre otros). Dicha circunstancia debió ser, cuanto menos, analizada pues en nada varía que a este momento dicha norma se encuentre derogada.

Por lo tanto, opino que se debe admitir la queja, declarar procedente el recurso extraordinario, dejar sin efecto la sentencia y mandar a que, por medio de quien corresponda, se dicte una nueva conforme a derecho.

Buenos Aires, 28 de diciembre de 2005.

Buenos Aires, 20 de junio de 2007.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la actora en la causa Funes, Teodoro Roberto c/ Estado Nacional - Ministerio de Trabajo, Empleo y Formación de Recursos Humanos", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que esta Corte hace suyos los términos del dictamen de la señora Procuradora Fiscal, al que cabe remitir por razones de brevedad.

Por ello, se hace lugar a la queja y se deja sin efecto el pronunciamiento apelado. Vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por intermedio de quien corresponda, se dicte uno nuevo con arreglo a derecho. Acumúlese la queja al principal. Notifíquese y remítase.

Ricardo Luis Lorenzetti (en disidencia) - Carlos S. Fayt (en disidencia) - Juan Carlos Maqueda - Carmen M. Argibay (en disidencia) - Antonio Pacilio - Ricardo Mario Sanjuan - Emilio L. Fernández.

Disidencia del Señor Presidente doctor Don Ricardo Luis Lorenzetti y de los Señores Ministros doctores Don Carlos S. Fayt y Doña Carmen M. Argibay.

Considerando:

Que el recurso extraordinario, cuya denegación motiva la presente queja, es inadmisible (Artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima la queja. Notifíquese y, oportunamente, archívese, previa devolución de los autos principales.

Ricardo Luis Lorenzetti - Carlos S. Fayt - Carmen M. Argibay.



IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Envie su comentario

Nombre
Mail (este campo no sera publicado)
Mensaje (maximo 4.000 caracateres)

Esta nota no posee comentarios

Login

Buscador

....

© 2010 Ediciones RAP S.A. Web Site inscripto en la Dirección Nacional de Derecho de Autor N° 391839 / fecha 12/04/2005.
Talcahuano 638 2º D - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Tel: (5411) 5272-7212 (rotativas) - E-mail: consulta@revistarap.com.ar

Powered by Web724.com