Seleccione un autor deseado

cerrar
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Búsqueda Avanzada

cerrar

print zoom zoom

Buenos Aires ,
Revista: Ediciones Especiales
 

Damelio, Aurelio Eduardo c/ ANSeS

Seguridad social. Recurso ordinario de apelación. Sentencia equiparable a definitiva. Precedente "Itzcovich". Ley Nº 26.025. Procedencia de la queja.

Seguridad social. Recurso ordinario de apelación. Sentencia equiparable a definitiva. Precedente "Itzcovich". Ley Nº 26.025. Procedencia de la queja.

D. 360. XLI. Recurso de Hecho. "Damelio, Aurelio Eduardo c/ ANSeS".

Buenos Aires, 5 de septiembre de 2006.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la actora en la causa Damelio, Aurelio Eduardo c/ ANSeS", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

1°) Que contra el pronunciamiento de la Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social dictado en un proceso de ejecución de sentencia, la actora dedujo recurso ordinario de apelación conforme al Artículo 19 de la Ley Nº 24.463 que, denegado, dio origen a la queja en examen.

2°) Que los planteos propuestos por la recurrente evidencian que los temas tratados en dicha resolución resultan equiparales a la sentencia definitiva requerida para la admisibilidad del recurso, ya que ponen fin a la posibilidad de revisar lo decidido y, de tal forma, clausuran el debate sobre las cuestiones de fondo.

3°) Que el recurso ha sido deducido con anterioridad al precedente de esta Corte dictado en la causa "Itzcovich, Mabel", (Fallos: 328:566), y de la vigencia de la Ley Nº 26.025.

Por ello, se hace lugar a la queja y se declara mal denegado el recurso ordinario de apelación. Agréguese al principal y pónganse los autos en secretaría a los efectos del Artículo 280, párrafos segundo y tercero, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Notifíquese.

Enrique Santiago Petracchi - Elena I. Highton de Nolasco - Juan Carlos Maqueda - E. Raúl Zaffaroni - Ricardo Luis Lorenzetti - Carmen M. Argibay (en disidencia).

Disidencia de la Señora Ministra doctora Doña Carmen M. Argibay.

Considerando:

1°) Contra el pronunciamiento de la Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social -dictado en la etapa de ejecución de sentencia- por el cual se declaró la nulidad de todo lo actuado a partir del fallo de la primera instancia, el actor dedujo recurso ordinario de apelación conforme al Artículo 19 de la Ley Nº 24.463 que, al ser denegado, dio origen a la queja en examen.

2°) El llamado "recurso de apelación ordinario", instaurado por el artículo citado, está restringido a la revisión de las sentencias definitivas dictadas por la Cámara de la Seguridad Social. Debe entenderse por tales aquellas resoluciones que ponen fin al pleito (Fallos: 123:330 y doctrina de Fallos: 327:1158, considerando 3°, por citar dos casos que abarcan un extenso período en la jurisprudencia de esta Corte), y la Cámara de la Seguridad Social "pone fin al pleito" cuando se pronuncia sobre el derecho de carácter previsional invocado en la demanda o cuando toma una decisión que cancela toda posibilidad de discusión sobre el fondo de la cuestión.

No hay razón alguna para "equiparar" a la sentencia definitiva así definida otras resoluciones, anteriores o posteriores a ella y que no deciden de modo final sobre la suerte del derecho invocado en la demanda. Dicho de otro modo, lo único que diferencia a una sentencia de la Cámara de la Seguridad Social de la de otras cámaras de apelaciones es el carácter previsional de los derechos en litigio, motivo por el cual, una vez terminada la controversia alrededor de ese derecho previsional, cesa también la razón de ser del régimen especial de tres instancias dispuesto por el Artículo 19 de la Ley Nº 24.463.

Tal regla es similar a la que esta Corte delineó para el recurso ordinario de apelación establecido en el Artículo 24.6 del Decreto Ley Nº 1.285/58, ratificado por la Ley Nº 14.467 (Fallos: 245:524; 275:374; 311:2063; 322:2109; 323:2646 que niegan el carácter de sentencia definitiva a las resoluciones dictadas durante la etapa de ejecución), y, anteriormente, para el recurso ordinario previsto en el Artículo 3° de la Ley Nº 4.055 (Fallos: 123:330; 134:214; 136:309; 147:379; 190:139), aclarándose que el requisito de sentencia definitiva es diferente y más riguroso que cuando se trata del recurso extraordinario federal (Fallos: 232:724; 249:16; 306:1728, entre muchos otros), que no cabe una equiparación a sentencia definitiva sobre la base del carácter irreparable de los agravios (Fallos: 232:724; 250:405; 305:141, entre otros), independientemente de que se admitiera la procedencia del citado recurso extraordinario si se configurase alguna de las cuestiones mencionadas en el Artículo 14 de la Ley Nº 48 (Fallos: 200:143; 206:451).

Así, las demás cuestiones incidentales o accesorias que tienen lugar en un proceso judicial que tramita ante el fuero de la Seguridad Social han de contar para su decisión y revisión, en caso de que ésta corresponda, con el régimen general de dos instancias, común a la mayor parte de los procesos judiciales.

La única excepción a la regla tendría lugar si en una resolución posterior se alterase de algún modo el pronunciamiento sobre la cuestión de fondo contenido en la sentencia definitiva, pues en ese caso, para salvaguardar el fin de la norma, sería necesario otorgar a la segunda resolución el mismo tratamiento que a la sentencia definitiva (ese fue el criterio que siguió esta Corte en Fallos: 327:1158, considerando 3° para admitir la equiparación a sentencia definitiva de una resolución dictada durante la etapa de ejecución).

3°) Una interpretación similar, para evaluar las posibles excepciones a la regla, fue efectuada por este Tribunal en relación con los recursos ordinarios previstos en el Artículo 24.6 del Decreto Ley Nº 1.285/58 (Fallos: 306:1728; 308:778; 322:1433, disidencia de los jueces Moliné O' Connor, López y Bossert), y anteriormente, con el Artículo 3° de la Ley Nº 4.055 (doctrina de Fallos: 190:139 y sus citas).

4°) Si bien el texto de la cláusula legal, el sentido que cabe otorgarle sin forzar su letra y la jurisprudencia de esta Corte, al resolver casos similares, constituyen apoyo suficiente para propiciar la interpretación rigurosa del Artículo 19 de la Ley Nº 24.463, tanto más debe ser así respecto de una norma contra la cual se han dirigido planteos de inconstitucionalidad acogidos recientemente por el Tribunal. En tal sentido, debo señalar que acompañé esta última decisión por entender que el efecto inmediato del Artículo 19 de la Ley de Solidaridad Previsional era una expansión desmesurada del número de causas a resolver por esta Corte con el consiguiente deterioro del rol que debe cumplir conforme a los Artículos 116 y 117 de la Constitución Nacional (causa "Itzcovich, Mabel" Fallos: 328:566, disidencia parcial de la Doctora Carmen Argibay).

5°) Dado que la resolución recurrida -que declaró la nulidad de todo lo actuado desde la sentencia de primera instancia- no ha clausurado el debate sobre las cuestiones de fondo, tal decisión no resulta ser la sentencia definitiva o equiparable a tal requerida para la admisibilidad del recurso interpuesto.

Por ello, se rechaza el recurso de hecho presentado. Hágase saber y previa devolución de los autos principales, archívese.

Carmen M. Argibay.



IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Envie su comentario

Nombre
Mail (este campo no sera publicado)
Mensaje (maximo 4.000 caracateres)

Esta nota no posee comentarios

Login

Buscador

....