Seleccione un autor deseado

cerrar
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

Búsqueda Avanzada

cerrar

print zoom zoom

Buenos Aires ,
Revista: Ediciones Especiales
 

Cosentino, Pedro c/ Administración Nacional de la Seguridad Social s/ prestaciones varias

Seguridad social. Tareas en el sector de fundición de la Dirección General de Fabricaciones Militares. Carácter insalubre. Prueba. Exigencia de determinación por parte de la autoridad administrativa. Alcance. Normas aplicables. Descalificación del fallo que rechazó la pretensión.

Seguridad social. Tareas en el sector de fundición de la Dirección General de Fabricaciones Militares. Carácter insalubre. Prueba. Exigencia de determinación por parte de la autoridad administrativa. Alcance. Normas aplicables. Descalificación del fallo que rechazó la pretensión.

C. 3334. XXXVIII. "Cosentino, Pedro c/ Administración Nacional de la Seguridad Social s/ prestaciones varias".

Buenos Aires, 23 de marzo de 2004.

Vistos los autos: "Cosentino, Pedro c/ Administración Nacional de la Seguridad Social s/ prestaciones varias".

Considerando:

1°) Que contra la sentencia de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social que revocó el fallo de la instancia anterior por considerar que no se encontraba probado el carácter insalubre de las tareas prestadas por el actor en la Dirección General de Fabricaciones Militares (Fábrica Militar de Vainas y Conductores Eléctricos), las partes dedujeron sendos recursos ordinarios de apelación que fueron con- cedidos (Artículo 19 de la Ley Nº 24.463).

2°) Que a tal efecto, la alzada señaló que no bastaba con el hecho de que las tareas desempeñadas por el interesado se encontraran incluidas en los decretos que declaraban la insalubridad de ciertos trabajos, ya que era menester que la autoridad administrativa -Superintendencia de Riesgos del Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social- de- terminara el carácter insalubre de las labores denunciadas, aspecto que no había sido demostrado en la causa y cuya inexistencia no podía ser suplida por la simple afirmación de quien certificó los servicios.

3°) Que el actor aduce que la alzada no ponderó las pruebas documentales y testificales producidas en la causa, ni advirtió que la omisión de la demandada de remitir las de- claraciones juradas del empleador correspondientes al período de trabajos insalubres, constituía una presunción en su contra en los términos del Artículo 388 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

4°) Que en la causa han declarado testigos que fueron compañeros de trabajo del actor y han estado contestes en afirmar que éste se desempeñaba en el sector de fundición de la fábrica, y también lo han hecho otros que, sin compartir las tareas con el peticionario, coincidieron en cuanto a que los hornos ubicados en ese lugar llegaban a los 1500 grados de temperatura, que se llevaban a cabo aleaciones de diversos metales, que el calor era excesivo y que las labores realizadas en ese ámbito eran consideradas insalubres (fs. 64/73).

5°) Que dichas declaraciones se ven respaldadas por las certificaciones de servicios expedidas por el jefe del taller de fundición y por el jefe de división de la empresa estatal, que daban cuenta del carácter especial de las tareas prestadas en el período comprendido entre los años 1958 y 1989, a la par que aclaraban que los aportes diferenciales respectivos se habían abonado hasta el 30 de septiembre de 1980, fecha en la que se suprimió la exigencia de efectuar cotizaciones patronales diferenciales según lo dispuesto por la Ley Nº 22.293.

6°) Que la posterior comunicación de la Dirección General de Fabricaciones Militares haciendo saber que las labores certificadas eran "comunes" (fs.16), se encuentra en contradicción con las restantes pruebas documentales, circunstancia que motivó el pedido del actor -formulado en la demanda- de que la ANSeS remitiera las declaraciones juradas anuales del empleador, ya que tales elementos de juicio resultaban aptos para dilucidar la verdad objetiva de los hechos controvertidos.

7°) Que tal esclarecimiento se vio frustrado por el incumplimiento del organismo previsional de acompañar dichas constancias, cuya agregación había sido requerida bajo apercibimiento de lo dispuesto por el Artículo 388 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación (fs. 47), lo cual llevó al juez de primera instancia a interpretar que el mencionado in- forme se encontraba vinculado con los servicios comunes prestados por el actor para la misma firma desde el año 1989 hasta el cese en la actividad, solución que no resulta objetable frente a la actitud de la demandada.

8°) Que los elementos de convicción enumerados, examinados en conjunto, crean una razonable certeza acerca de los aspectos fácticos invocados por el demandante, a lo que cabe añadir que el Artículo 2 del Decreto Nº 4257/68, modificado por el Decreto Nº 2.338/69, establece que tendrán derecho a la jubilación ordinaria con 25 años de servicios y 50 de edad "[...] el personal habitual y directamente afectado a procesos de producción en tareas de laminación, acería y fundición [...]", sin subordinar dicho derecho a declaración administrativa alguna, como es el caso de otras actividades contempladas por el mismo estatuto (Artículo 1°, incisos b y f).

9°) Que por lo tanto, frente a los términos del decreto aludido, los fundamentos de la sentencia apelada aparecen revestidos de un injustificado rigor que es contrario a las pautas de hermenéutica en la materia (Fallos: 272:219; 266:19; 302:342; 305:773 y 2126, y 306:1801, entre otros), en la que no debe llegarse al desconocimiento de derechos sino con suma cautela (Fallos: 288:249 y 439; 289:148; 293:148; 293:304; 294:94 y 310:1465, entre otros).

10°) Que no obstante haberse notificado al organismo previsional de la providencia que ordenaba poner los autos en secretaría a los fines del Artículo 280, segundo párrafo, del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, no presentó el memorial exigido por dicha norma.

Por ello, se declara procedente el recurso ordinario de apelación deducido por el actor, desierto el interpuesto por la ANSeS, se revoca la sentencia apelada y se hace lugar a la demanda en los términos del fallo de primera instancia. Costas en el orden causado (Artículo 21 de la Ley Nº 24.463). Notifíquese y devuélvase.

Enrique Santiago Petracchi - Augusto César Belluscio - Carlos S. Fayt - Antonio Boggiano - Adolfo Roberto Vázquez - Juan Carlos Maqueda - E. Raúl Zaffaroni.

 



IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Envie su comentario

Nombre
Mail (este campo no sera publicado)
Mensaje (maximo 4.000 caracateres)

Esta nota no posee comentarios

Login

Buscador

....

© 2010 Ediciones RAP S.A. Web Site inscripto en la Dirección Nacional de Derecho de Autor N° 391839 / fecha 12/04/2005.
Talcahuano 638 2º D - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina - Tel: (5411) 5272-7212 (rotativas) - E-mail: consulta@revistarap.com.ar

Powered by Web724.com